Blog

En qué influye el trabajo del maestro en tu crecimiento personal

2 comentarios
trabajo maestro

La gran influencia del maestro

Lo venimos diciendo hace tiempo, hay cosas, personas y situaciones, que marcan la diferencia en nosotros, en nuestros negocios, en la vida en general. Y contar con un maestro en tu vida, que te acompañe más allá de algo concreto, para mí, es algo que no tiene precio.

Ya vimos cómo el maestro marca la diferencia, cómo te acompaña y no solo te provee de conocimiento específico. Los lazos que surgen de la relación maestro alumno suelen ser eternos, duraderos, a prueba de balas, fuego, desilusiones y errores.

Hoy vemos al maestro como quien nos facilita el camino, ese largo camino que iniciamos con una idea y que, poco a poco hemos ido transformando en algo más grande, en nuestro centro, en nuestro negocio, aquello que nos proporciona no solo un medio de vida, sino una ilusión, muchas noches de desvelo y una gran emoción.

Ya sabes que mi visión empresarial siempre ha partido de la vida misma, como algo en lo que se transforma tu vida, sin que haya posibilidad de escisión. Es una forma de vida, y en ella cobra una importancia especial el crecimiento personal.

Es un hecho, no se puede avanzar en los negocios sin una transformación personal, y a nosotros nos gustan las empresas felices, las empresas responsables, las empresas que evolucionan al ritmo de sus integrantes, me gustan las empresas que hacen fácil la vida, que buscan soluciones, que tienen sueños y se ríen a carcajadas.

Llegar a este grado de “normalidad” a veces es muy difícil, requiere de gran experiencia, de mucho coraje, de una gran dosis de sentido del humor y de una confianza ciega en el futuro. Características no siempre fáciles de encontrar en uno mismo.

Tener un negocio, ser empresario, aunque sea de un mini negocio cómo el nuestro, requiere de muchas habilidades, no se aprende a gestionar de un día para otro, exige mucho esfuerzo y no siempre es fácil.

Por eso contar con una persona que conoce el mundo empresarial, que puede ayudarte y que te enseña a llevar las “cargas” que van surgiendo, que te cuenta los secretos para seguir avanzando, es un plus para tu negocio.

¿Qué crees que puede enseñarnos?

A veces pensamos que solo necesitamos conocimientos concretos, vamos tras los conocimientos mas famosos, el marketing, el seo, la publicidad, pensamos en un logo antes de pensar a que nos queremos dedicar, ¡imagínate!

Crecimiento personal y negocios

Hoy está muy de moda el concepto de crecimiento personal, pero con ello nos queremos referir a la intención de querer superarse, de ser conscientes tanto de nosotros, como de los demás y del entorno, por eso cuadra con los negocios, con las empresas y con nosotros.

Siempre partimos de saber que es lo que queremos, tener claro donde queremos llegar, de tener un plan no sólo en nuestra cabeza, sino también en nuestra libreta, bien escrito, para poder repasarlo una y otra vez. Incluso tenemos muy presentes nuestros valores.

Nos gusta conocer a nuestra gente, a nuestro público y tenerlo siempre en cuenta.

Nos gusta ser conscientes del proceso de evolución, ya sabes que hacemos de la reflexión nuestra bandera, nos gusta que actúes, pero más nos gusta cuando somos capaces de poder sacar conclusiones de lo que hemos hecho, que seamos capaces de evaluar los resultados conseguidos y, a partir de ahí, seguir trabajando.

Y nos gusta que nuestros negocios ayuden a hacer del mundo un lugar mejor. No se trata de inventar una vacuna pero sí de aportar nuestro granito de arena a mejorar. Puede tratarse de ayudar a resolver problemas a otro, o simplemente haces cosas bonitas que transmiten felicidad, pero siempre pensamos en el otro, no solo en nosotros.

Y créeme si te digo que todos, absolutamente todos, con nuestros negocios podemos mejorar el mundo. Sólo hace falta encontrar tu granito y disfrutar de ello.

El trabajo del maestro.

Reconozco que no siempre es fácil mantener el nivel de inspiración y optimismo y que muchas veces las cosas se tuercen, muchas cosas no salen cómo habíamos esperado, de hecho casi nunca salen cómo queremos a la primera.

Pero en todas estas situaciones el maestro te acompaña, te enseña a llevar esas cargas que a veces se nos hacen demasiado pesadas e incluso nos apoya cuando tomamos una mala decisión.

Hace de tus éxitos sus logros y de tus fracasos también,porque no solo estará junto a ti en los malos momentos, sino también será capaz de evaluar la situación y sacará conclusiones, eso sí, sin juzgarte.

Estamos demasiado acostumbrados a caminar solos, a no contar con apoyo de calidad, a aprender por nuestra cuenta, y a hacerlo todo nosotros, y nos olvidamos de los beneficios que tiene el compartir, el delegar, el contar con los demás.

¿Cuándo fue la última vez que pediste ayuda?

Por eso es tan influyente el trabajo del maestro en nuestro crecimiento personal y empresarial, es un trabajo muchas veces silencioso, más bien de apoyo, que ocurre en la trastienda de nuestros negocios, y que no tiene porqué ser luminoso ni conocido.

Sin duda, mi recomendación es que trabajes con un maestro, que vayas a la búsqueda de aquella persona que encaje contigo, con tu forma de hacer las cosas, que cuadre con tu visión del mundo, busca aquel maestro que te ofrezca su compromiso total, sin dudas, sin condiciones, aquel que crea en tí y que te haga trabajar.

No te agobies si no lo encuentras tan rápido cómo desearías, hay muchas soluciones para ello, puedes compartir un grupo mastermind con él, tener no solo un maestro sino un grupo de apoyo con el que crecer. ¿Te animas?

Te espero.