Blog

El amor que todo lo puede, mi herramienta favorita para avanzar

0 comentarios
amor

Cómo puede ayudarte el amor en los negocios

Parece un clásico el hablar de amor, algo demasiado obvio, relacionado con el amor romántico, pero hoy vengo a hablarte de otra clase de amor, el amor por tu negocio y cómo te va a ayudar a avanzar en el camino.

El amor, junto con la pasión se considera el motor fundamental para llevar hacia adelante nuestro proyecto y por ende, nuestro negocio. Sin estos dos ingredientes, no hay nada que se pueda hacer.

Está claro que no son los únicos ingredientes que vas a necesitar, pero si son la gasolina que va a darte la energía suficiente para que apliques todo lo demás, va a ser lo que te haga persistir, resistir al cansancio y continuar hacia adelante.

Ya sabes que en los negocios no es oro todo lo que reluce, que existen momentos de agotamiento, de estrés, de miedo incluso, momentos en los que no sabes por donde tirar y momentos en los que las cosas no salen cómo uno tenía pensado. También existen muchos otros buenos momentos, pero tener una empresa es elegir una forma de vida determinada, y hay que estar preparado para afrontar la misma.

El no creer en ti, en tu idea, en tu criterio o en tu planteamiento, puede significarlo todo en determinados momentos, no siempre todo es fácil y bonito. Creer en ti cuando todo va bien no es nada excepcional, sin embargo aguantar el tiempo suficiente a que germine tu idea, a que la máquina se ponga en marcha, pese a todos los pesares, es algo digno de admiración.

¿Y puedes decirme cómo vas a hacerlo si no es por amor? Creer en ti, amarte, cuidarte, darte la oportunidad que necesitas, siempre es necesario para poner una empresa en marcha. Superar los primeros momentos va a ser imposible si no lo haces por amor, y con pasión. Esa pasión que te ha hecho idear hasta el último detalle de tu proyecto, que te ha mantenido despierta durante las noches en vela para llegar a todo, que te ha hecho tomar decisiones valientes, aunque acompañadas de la razón, y te ha hecho sonreír cuando estabas muerta de miedo y lo que querías era salir corriendo.

No siempre se cuenta con el mejor de todos los ambientes, no todo el mundo cuenta con el apoyo de los que tienes a tu lado, no todo el mundo goza de la confianza de los demás, y hay situaciones muchas veces difíciles. Seguir trabajando pese a que no seamos capaces de ver los resultados, lo que suele ocurrir al menos durante los dos primeros años de tu negocio, es bastante desesperante, sobre todo si no cuentas con el apoyo de los tuyos. ¿Imaginas soportar todo esto sin el amor por tu idea, sin la pasión que te ha empujado a crear?

Yo no puedo imaginar cómo sería mi vida si no la viviera amando todo lo que hago, aunque a veces también lo odio todo, tanto amar cómo odiar lo hago con intensidad, tal y cómo vivo, cómo me río e incluso como lloro, intensamente. Y eso solo es posible porque me mueve la pasión por mi, por ti y por mi idea.

Si yo no soñara en ayudarte, si no me viera desde que tengo uso de razón queriendo ayudarte a solucionar tus problemas, jamás hubiera llegado hasta aquí, jamás hubiera sido capaz de sortear las malas épocas o los problemas, y jamás hubiera sido capaz de imaginar esta nueva época, donde sigo disfrutando de ayudarte.

¿Te imaginas lo que puede ser tu vida sin amor ni pasión? ¿Hasta donde hubieras llegado tú?